La energía solar está en todos lados. En la serie Black Mirror, una serie muy popular de Netflix, una chica sale de un convertible antiguo. Saca de la cajuela un panel solar y lo despliega, cual tapete, para cargar el vehículo. No es un artilugio tan futurista como puede parecer. Si bien ese ingenio aún no existe, hay otros que nos aproximan a esa realidad.

En verdad, cada vez hay más. Las placas solares domésticas del tamaño de una teja, los cargadores solares de coches eléctricos, las placas que alimentan luminarias, semáforos, termos de agua y mochilas solares con los que recargar el teléfono, la tablet, y la computadora. Todo es una realidad. En días pasados nos llamó la atención otra aplicación: ¡Un faro alimentado por esta energía limpia!

¿Por qué la energía solar está en todos lados?

Pues por todos los beneficios que aporta. Pero un aparato solar sólo se mantiene en el mercado si su funcionamiento es práctico y útil. Es por ello, que aunque han surgido muchos solamente se quedan los que en verdad funcionan.

En los lugares más raros y apartados, o para quienes trabajan en un lugar remoto, son de mucha utilidad. Los que se han mantenido, son los más útiles, antes ya mencionados. Y obviamente, los que ofrecen también un mayor ahorro para quienes los adquieren, tienen gran éxito.

En el mundo de los negocios, también encontramos energía solar por todos lados. Las empresas, fabricas, grandes almacenes, organismos públicos y un gran etcétera, ya han cambiado a la energía solar.

El sol es es la fuente natural y gratuita por excelencia que alumbra el planeta y a todos sus seres. Gracias a empresas como Orisun, la puedes tener en tu empresa con el mejor precio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 1 = 4